robotización

La robotización generará más puestos de trabajo de los que destruirá

La robotización o la integración de las máquinas en las empresas ha potenciado enormemente la productividad. Esta tecnología se ha criticado bajo el pretexto de que podría destruir un gran número de empleos. Sin embargo, recientes informes de Accenture aseguran que la robotización generará más puestos de trabajo de los que hará desaparecer.

La consultora tecnológica trata de escudriñar cómo impactará la integración de la Inteligencia Artificial en el mundo laboral. Esta IA podría dotar de mucha más autonomía a los robots, que pasarían a realizar un mayor número de tareas. En este sentido. el informe Reworking the Revolution de Accenture revela que el 16% de los empleos están en riesgo de desplazamiento. Sin embargo, la consultora asegura que la robotización de las empresas tendrá consecuencias positivas en el empleo. Además, hará crecer la rentabilidad y ayudará a las organizaciones a ser más competitivas.

Según el profesor de economía del MIT, David Autor, se suele pensar que la IA sustituirá a los humanos. Sin embargo, asegura que la robotización creará nuevos bienes, servicios e innovaciones. Así, el empoderamiento de las máquinas incrementará el poder adquisitivo de las empresas, que podrán contratar a un mayor número de profesionales o formar a los trabajadores cuyos empleos hayan sido destruidos por la robotización. La mano humana y el raciocinio seguirán siendo, a pesar de todo, imprescindibles.

Accenture asegura que el impacto más significativo de la IA no tendrá relación con el número de trabajos sino en el contenido de los mismos. Las máquinas asumirán tareas rutinarias mientras que las personas adquirirán responsabilidades en nuevos proyectos. Si bien es cierto que algunos empleos desaparecerán, se crearán muchos nuevos perfiles profesionales. Este avance tecnológico podría, entonces, beneficiar tanto a las empresas como a los trabajadores.

Beneficios de la robotización en el mundo laboral

El informe manifiesta que el 63% de las directivos pronostica un aumento de personal en sus plantillas en los próximos 3 años. De hecho, se prevé una mayor inversión en Inteligencia Artificial, que podría aumentar los ingresos de las empresas hasta en un 38% para el 2022. La consecuencia directa de esto sería un impulso del 10% en el empleo.

En el caso de los empleados, están empezando a confiar en esta tecnología, puesto que el 62% cree que la IA será un añadido positivo en su día a día profesional. Además, el 82% considera que la robotización les permitirá ahorrar tiempo.

Encontramos un ejemplo representativo de los beneficios de la robotización en la universidad de Havard. La institución creó recientemente una técnica basada en IA para identificar células cancerígenas en el pecho. Si los médicos identificaban estas células con un 96% de precisión y la IA lo hacía con un 92%, la combinación de ambos permitió identificar el 99,5% de biopsias cancerosas. En palabras del propio informe de Accenture, “los humanos deben ayudar a la IA a ayudar a los humanos”.

Para poder explotar el potencial de las máquinas inteligentes en el mundo laboral deberemos adaptarnos. La flexibilidad será una capacidad esencial a la hora de implementar la robotización. El 29% de los líderes informan de que han rediseñado de forma extensiva los puestos de trabajo. Aunque se trata de una cifra reducida, las empresas están empezando a adaptar los perfiles de sus profesionales.

Cómo adaptar el trabajo a la robotización

Desde Accenture se dan algunos consejos para que humanos y robots trabajen en conjunto. El 46% de los directivos asegura, según el estudio, que las descripciones del trabajo de sus empleados están obsoletas. Por esa razón, es necesario reimaginar el empleo, invertir en nuevas habilidades y adaptar a los empleados a las nuevas tecnologías.

Reimaginar el trabajo

  1. Evaluar tareas y habilidades. Hay que reconfigurar el trabajo; es importante identificar tareas y adaptarlas para que funcionen entre máquinas y humanos.
  2. Crear nuevos roles. Debemos romper con la tradición; tendremos que ir más allá de los trabajos funcionales y crear roles especializados y multitareas.
  3. Organizar mapas de habilidades para nuevos roles. Es necesario evaluar las habilidades internas; priorizar el aprendizaje de nuevas habilidades para el personal.

Pivotar al personal

  1. Concienciar a la plantilla de los nuevos modelos de negocio. Las empresas tendrán que modificar el propósito del personal para crear propuestas de valor únicas para los clientes.
  2. Invertir de forma estratégica. Las organizaciones tendrán que utilizar parte de sus beneficios para dedicarlos a la futura plantilla, que permitirá la creación de nuevos modelos de negocio.
  3. Potenciar la agilidad y la autonomía. La robotización permitirá que los profesionales realicen menos tareas repetitivas. Hay que aprovechar esto y darles autonomía para acrecentar el poder de la toma de decisiones.
  4. Fomentar un nuevo tipo de liderazgo. Es esencial tratar de conseguir que los líderes unan lo mejor de la tecnología inteligente y del ingenio humano.

Invertir en nuevas habilidades

  1. Priorizar habilidades para el desarrollo. Los líderes deben dar importancia a las habilidades creativas en función de qué IA se utiliza, en qué sector y a qué nivel. Hay que valorar más que nunca el valor humano.
  2. Adaptar las habilidades y la voluntad. Debemos tener en cuenta la adaptabilidad de cada trabajador a las nuevas tecnologías. Para ello, hay que conocer a qué generación pertenecen.
  3. Transformación Digital para crear experiencias de aprendizaje innovadoras. Los métodos de aprendizaje digital como la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada pueden generar simulaciones realistas para ayudar a los trabajadores a dominar nuevas tareas. Así, podrán trabajar junto a máquinas inteligentes.

En conclusión, aunque algunos puestos de trabajo vayan a desaparecer, las empresas deben saber cómo aprovechar las habilidades de sus profesionales. Se trata de analizar qué es lo que mejor hace cada trabajador y evaluar la calidad de su anterior trabajo. De este modo, aunque no pueda conservar su empleo habitual, podrá emplear sus habilidades de forma satisfactoria. Esto podría ser un factor motivador para el personal, pero depende de las empresas y de la calidad de sus procesos de comunicación.

En Digital Talent Agency apostamos por los perfiles IT y te ayudamos en su búsqueda y selección.

  • Share