La formación, el salario emocional más valorado por los empleados
5424
post-template-default,single,single-post,postid-5424,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

La formación, el salario emocional más valorado por los empleados

El salario emocional es aquel salario que no se mide en divisas sino en beneficios para los empleados, es una de las grandes apuestas de las empresas actualmente. El salario emocional, además de aumentar el rendimiento de los profesionales, también es una gran oportunidad para atraer y retener el talento que necesitas. Los tipos de salario emocional más comunes son la oportunidad de ascender dentro de la organización, la conciliación de la vida laboral con la personal, o la promoción de actividades físicas. Actualmente, con la llegada de las nuevas generaciones a las empresas, se empieza a valorar este tipo de salario en especie incluso más que el salario convencional. Un trabajador Júnior, por ejemplo, valorará mucho más tener flexibilidad horaria o tener la oportunidad de seguir formándose mientras trabaja.

Por qué ofrecer formación como salario emocional en tu empresa

¿Todavía no tienes claro por qué deberías ofrecer formación para tus empelados como salario emocional? Como expertos en la retención de talento, queremos darte las 3 razones principales para mejorar los conocimientos de tus profesionales:

  • Preparar a tus empleados para la nueva economía digital. Es posible que cuentes con trabajadores Sénior que no hayan tenido la oportunidad de formarse en nuevas tecnologías. O quizá incluso personas Júnior que no cuenten con todas las competencias en herramientas digitales que se utilizan en tu empresa. En estos casos, el mejor salario emocional para ellos será tener la oportunidad de aprender nuevos conocimientos para mejorar su rendimiento en la empresa.
  • Aumentar la productividad. Los profesionales se sienten motivados cuando ven que la empresa donde trabajan confía en ellos. Si se sienten valorados en su puesto de trabajo, aumentará su productividad.
  • Fomentar el trabajo en equipo. Las nuevas técnicas educativas que se imparten no solamente se centran en la tecnología, sino que también dan mucha importancia al trabajo en equipo. En muchas formaciones in company, por ejemplo, es necesario que los trabajadores preparen proyectos de forma conjunta para simular una situación real. El hecho de que se trate de una formación y no un proyecto al uso permite que los profesionales intercalen de una forma más relajada y mejoren el hábito de trabajar en equipo.

Los tipos de salario emocional más comunes son la oportunidad de ascender dentro de la organización, la conciliación de la vida laboral con la personal o la promoción de actividades físicas.

Cabe destacar que en España existen entidades, como la FUNDAE, que ofrecen ayudas para que las empresas puedan ofrecer formación bonificada para sus trabajadores. De esta forma, cualquier negocio puede ofrecer formación de calidad, sea cual sea su tamaño y facturación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies

aceptar