5 Consejos cuando empiezas a trabajar de forma remota desde casa o teletrabajar

Si recientemente has empezado a trabajar de forma remota debido a la desafortunada propagación del Coronavirus (Covid-19) y no te sientes muy seguro de si lo estás haciendo bien… No te preocupes.

El objetivo de estos consejos para trabajar desde casa es ayudarte a tener una transición sin problemas y hacerlo de una manera que sea agradable y productiva. 

1. Asegúrate de tener una conexión a Internet rápida, confiable y segura

La herramienta fundamental para poder trabajar de forma remota es tener acceso a un ordenador con una conexión a Internet buena y confiable, y aunque la conexión de tu casa es buena para actividades puntuales relacionadas con el trabajo, podrías tener problemas si necesitas hacer una videoconferencia, por ejemplo.

Trabajar desde casa puede convertirse en una pesadilla si tu conexión WiFi es inestable y no brinda una buena cobertura en todas las áreas de tu casa o apartamento.

Si estás usando WiFi, trabaja cerca de tu punto de acceso WiFi o Router, y si no es suficiente, evita usar WiFi y usa una conexión de cable vía ethernet.

Además, si compartes tu conexión a Internet con más personas, también podría ser una buena idea preguntarle a tu organización sobre la configuración de un servicio VPN para que la seguridad sea máxima.

2. Establece un espacio de oficina en el hogar específico y tranquilo

Evita trabajar desde el sofá o tu cama, será más difícil hacer las tareas y tu espalda te lo agradecerá.

Es importante establecer un lugar específico para trabajar, ya que podría ser la forma más fácil de seguir un horario de trabajo disciplinado cuando estás en casa: Cuando te sientas o “estás ahí”, estás trabajando y cuando sales de “ese lugar”, has dejado el trabajo.

Te recomendamos encarecidamente tener “tu propia” área de trabajo en casa, idealmente una habitación separada,aunque sabemos que podría ser más complicado si tienes un espacio limitado y / o una gran familia.

Sin embargo, si no puedes tener una habitación específica para trabajar, simplemente establece un espacio separado en una de tus salas de estar. Por ejemplo, en un lugar idealmente más tranquilo, con buena luz, que te permita concentrarte, donde puedas tener un ambiente cómodo con una mesa y silla y puedas trabajar a gusto.

Si solo estás trabajando con tu ordenador portátil, considera comprar un soporte para portátil, un teclado y un ratón separados para que sea más fácil. Y si tienes presupuesto adicional, considera comprar una lámpara flexo y una silla ergonómica.

3. Utiliza auriculares con aislamiento de sonido con micrófono y un móvil con una cámara de calidad

Si vas a trabajar desde tu sala de estar, donde pasarán otras personas es fundamental utilizar auriculares aislantes para poder concentrarse.

Idealmente, los auriculares también deben tener micrófonos integrados para que puedas conectarte y hablar fácilmente con el equipo o clientes al hacer llamadas o videoconferencia.

4. Establece protocolos claros de comunicación con tu equipo para la interacción remota  

Especialmente si eres Manager, es fundamental establecer protocolos de comunicación claros con tu equipo para que tengan claras ciertas pautas a seguir cuando se comuniquen de forma remota, idealmente algo con lo que todos puedan sentirse cómodos.

5. Establece límites cuando trabajes desde casa con las personas que viven contigo para que sepan que “no estás disponible”

Si vives con otras personas, hazles saber que: Aunque estés “físicamente en casa”, no estás mentalmente allí, estás trabajando y no estás disponible para hacer tareas o incluso infórmales, que no puedes tener conversaciones en cualquier momento, y que las atenderás más tarde o en tu hora de descanso.

También podría ser útil establecer reglas específicas como: Si estás con los auriculares puestos, o estás sentado en tu escritorio, significa que no estás disponible para hablar o responder preguntas, a menos que sea una emergencia (del tipo de emergencia si estuvieras en la oficina).

Teletrabajo: 10 claves para tu día a día

  • ¡No te quedes en pijama todo el día! Dúchate y vístete cómodamente.
  • Sigue un horario de trabajo y una rutina, con horarios de trabajo específicos y ciertos momentos para tomar descansos.
  • Establece un conjunto claro y priorizado de actividades a completar todos los días mediante el uso de un sistema de gestión de tareas o proyectos.
  • Mantén una comunicación clara y frecuente con tu equipo y clientes.
  • Haz capturas de pantalla o vídeos para explicar temas complejos.
  • Mantén una alta productividad evitando dilaciones y distracciones.
  • Evita el aislamiento de tu equipo estableciendo un “entorno de trabajo virtual”.
  • Ten a mano agua y comida saludable en tu escritorio para mantenerte fresco y lleno de energía.
  • No olvides almorzar y tómate el tiempo habitual para hacerlo
  • Mantén tu escritorio limpio.

¡Con estos consejos y reglas estarás (un poco más) preparado para trabajar desde casa!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies

aceptar